Ofensiva de Hacienda para acabar con el fraude en la constitución de sociedadesOfensiva de Facenda para rematar coa fraude na constitución de sociedadesOfensiva de Fazenda para acabar com a fraude na constituição de sociedades

Tributar en Sociedades cuando, en realidad, se trata de rentas del trabajo, y, por lo tanto, sujetas a IRPF, será más difícil. La Agencia Tributaria ha dado instrucciones para que la cuantía de las retribuciones de los socios o administradores de una sociedad de reducido tamaño se hagan de acuerdo a criterios de mercado. O lo que es lo mismo, se tendrá en cuenta la importancia real que tiene el socio en la actividad económica de su sociedad, y no como ahora, que son los propios administradores quienes fijan el valor de sus retribuciones, siempre a la baja para pagar menos impuestos.

La instrucción de la Agencia Tributaria es continuación de una circular aprobada en marzo de este año, y en la que se precisa que “a efectos de IRPF las retribuciones percibidas por los miembros del órganos de administración tiene la consideración de rendimientos del trabajo”.

Es más, la circular aclara que la totalidad de las retribuciones percibidas por el ejercicio de las funciones propias del cargo de administrador, con independencia de que se haya firmado un contrato de alta dirección, deben entenderse comprendidas a efectos del IRPF.

La fórmula más habitual para aligerar la carga fiscal consiste en crear una sociedad; a continuación, el socio o administrador único se autoasigna un sueldo ficticio que, en realidad, es mucho más bajo que sus rendimientos reales. A este sueldo se le carga el IRPF, pero el resto de ganancias tributa como Sociedades (25% como máximo), toda vez que forma parte de los beneficios empresariales. Y cuando se rescata ese dinero,tributa como rentas del ahorro, es decir al 27%.

Ahora, lo que busca la Agencia Tributaria es conocer realmente en qué medida la actividad económica de la sociedad está vinculada a la actividad profesional del socio o administrador. Y si se demuestra que toda la actividad está relacionada con la retribución del máximo accionista de la sociedad, pagará por el ello el tipo marginal que le corresponda en el Impuesto sobre la Renta.

La Agencia Tributaria utilizará con este fin valoraciones de mercado, en línea con las que aplica para conocer los precios de transferencia entre sociedades vinculadas. Por ejemplo, cuando una empresa provee a una filial suya y tiene que aplicar criterios de mercado para conocer el valor de esa transacción a efectos fiscales.

La circular de la Agencia Tributaria se enmarca en una campaña más amplia destinada a impedir que muchos profesionales tributen por Sociedades cuando en realidad se trata de asalariados con altos ingresos.

En palabras de un importante asesor fiscal, Hacienda está haciendo “inspecciones masivas”, y en Málaga las asociaciones profesionales han tenido que presionar a la Agencia Tributaria, pidiendo una clarificación de las normas que regulan la relación entre el socio y su sociedad.

Em paralelo, outros organismos públicos, como a Segurança Social, estão a intensificar seu labor inspectora para impedir que muitos autónomos que tributan por actividades económicas sigam sem estar cadastrados no regime de trabalhadores por conta própria, o que merma os recursos do sistema público de protecção social.

Tributar en Sociedades cando, en realidade, se trata de rendas do traballo, e, polo tanto, suxeitas a IRPF, será máis difícil. A Axencia Tributaria deu instrucións para que a contía das retribucións dos socios ou administradores dunha sociedade de reducido tamaño se fagan de acordo a criterios de mercado. O o que é o mesmo, terase en conta a importancia real que ten o socio na actividade económica da súa sociedade, e non como agora, que son os propios administradores que fixan o valor das súas retribucións, sempre á baixo para pagar menos impostos.

A instrución da Axencia Tributaria é continuación dunha circular aprobada en marzo deste ano, e na que se precisa que “para os efectos de IRPF as retribucións percibidas polos membros do órganos de administración ten a consideración de rendementos do traballo”.

É máis, a circular aclara que a totalidade das retribucións percibidas polo exercicio das funcións propias do cargo de administrador, con independencia de que se asinase un contrato de alta dirección, deben entenderse comprendidas para os efectos do IRPF.A fórmula máis habitual para alixeirar a carga fiscal consiste en crear unha sociedade; a continuación, o socio ou administrador único autoasígnase un soldo ficticio que, en realidade, é moito máis baixo que os seus rendementos reais. A este soldo cárgaselle o IRPF, pero o resto de ganancias tributa como Sociedades (25% como máximo), toda vez que forma parte dos beneficios empresariais. E cando se rescata ese dinero,tributa como rendas do aforro, é dicir ao 27%.

Agora, o que busca a Axencia Tributaria é coñecer realmente en que medida a actividade económica da sociedade está vinculada á actividade profesional do socio ou administrador. E se se demostra que toda a actividade está relacionada coa retribución do máximo accionista da sociedade, pagará polo iso o tipo marxinal que lle corresponda no Imposto sobre a Renda.

A Axencia Tributaria utilizará con este fin valoracións de mercado, en liña coas que aplica para coñecer os prezos de transferencia entre sociedades vinculadas. Por exemplo, cando unha empresa prové a unha filial súa e ten que aplicar criterios de mercado para coñecer o valor desa transacción para efectos fiscais.

A circular da Axencia Tributaria enmárcase nunha campaña máis ampla destinada a impedir que moitos profesionais tributen por Sociedades cando en realidade se trata de asalariados con altos ingresos.

En palabras dun importante asesor fiscal, Facenda está a facer “inspeccións masivas”, e en Málaga as asociacións profesionais tiveron que premer a Axencia Tributaria, pedindo unha clarificación das normas que regulan a relación entre o socio e a súa sociedade.

En paralelo, outros organismos públicos, como a Seguridade Social, están a intensificar o seu labor inspector para impedir que moitos autónomos que tributan por actividades económicas sigan sen estar dados de alta no réxime de traballadores por conta propia, o que mingua os recursos do sistema público de protección social.

Tributar em Sociedades quando, em realidade, se trata de rendas do trabalho, e, portanto, sujeitas a IRPF, será mais difícil. A Agência Tributária deu instruções para que a quantia das retribuições dos sócios ou administradores de uma sociedade de reduzido tamanho se façam de acordo a critérios de mercado. Ou o que é o mesmo,ter-se-á em conta a importância real que tem o sócio na actividade económica de sua sociedade, e não como agora, que são os próprios administradores quem fixam o valor de suas retribuições, sempre à baixa para pagar menos impostos.

A instrução da Agência Tributária é continuação de uma circular aprovada em março deste ano, e na que se precisa que “a efeitos de IRPF as retribuições percebidas pelos membros do órgãos de administração tem a consideração de rendimentos do trabalho”.

É mais, a circular aclara que a totalidade das retribuições percebidas pelo exercício das funções próprias do cargo de administrador, com independência de que se tenha assinado um contrato de alta direcção, devem se entender compreendidas a efeitos do IRPF.

A fórmula mais habitual para aliviar o ónus fiscal consiste em criar uma sociedade; a seguir, o sócio ou administrador único se autoasigna um salário ficticio que, em realidade, é bem mais baixo que seus rendimentos reais. A este salário carrega-se-lhe o IRPF, mas o resto de ganhos tributa como Sociedades (25% como máximo), toda vez que faz parte dos benefícios empresariais. E quando se resgata esse dinheiro,tributa como rendas da poupança, isto é ao 27%.

Agora, o que procura a Agência Tributária é conhecer realmente em que medida a actividade económica da sociedade está vinculada à actividade profissional do sócio ou administrador. E se demonstra-se que toda a actividade está relacionada com a retribuição do máximo accionista da sociedade, pagará pelo isso o tipo marginal que lhe corresponda no Imposto sobre a Renda.

A Agência Tributária utilizará com este fim valorações de mercado, em linha com as que aplica para conhecer os preços de transferência entre sociedades vinculadas. Por exemplo, quando uma empresa provee a uma filial sua e tem que aplicar critérios de mercado para conhecer o valor dessa transacção a efeitos fiscais.

A circular da Agência Tributária se enmarca numa campanha mais ampla destinada a impedir que muitos profissionais tributen por Sociedades quando em realidade se trata de assalariados com altos rendimentos.

Em palavras de um importante assessor fiscal, Fazenda está a fazer “inspecções em massa”, e em Málaga as associações profissionais tiveram que pressionar à Agência Tributária, pedindo uma clarificación das normas que regulam a relação entre o sócio e sua sociedade.

Em paralelo, outras agências governamentais, tais como a Segurança Social, estão intensificando seus propósitos de monitoramento para evitar que muitos autônomos tributados atividades econômicas continuam sem ser descarregado a partir do regime de trabalhadores independentes, enfraquecendo assim os recursos do sistema público protecção social.

La AEAT habilita un nuevo servicio para denunciar los pagos en efectivo.

Así es, la Agencia Tributaría ha puesto en funcionamiento un nuevo servicio para contemplar lo estipulado el artículo 7 de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, sobre la posibilidad de presentar denuncias en la sede electrónica de la AEAT, de forma electrónica  relativas al incumplimiento de la limitación de pago de 2.500 euros por operación a profesionales y empresarios.

Para verlo se puede pinchar aquí.

De este modo se facilita la realización de las denuncias, la verdad es que es un poco sorprendente que el que incumple la ley quede exonerado de toda culpa si en el plazo de tres meses lo denuncia (nos lo ponen fácil, de forma electrónica).
¿ se extenderá a los demás incumplimientos de otras leyes?

El Gobierno restará de los pagos a las autonomías deudas a proveedores

Una de las peores señales que transmiten las Administraciones Públicas en el exterior es el alto grado de morosidad con el sector privado. Tras la línea de pago para proveedores gestionada por el ICO, el Gobierno de Mariano Rajoy se plantea ahora nuevos caminos para atajar la morosidad de las administraciones autonómicas, y planteará retener de las transferencias a las comunidades los impagos que mantengan con clientes en las centrales de compras conjuntas. El primer objetivo es el sistema centralizado de compras de medicamentos, que el Ministerio de Sanidad está ultimando.

El PP ha incluido una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2013 para que el Estado pueda “retener o deducir de los importes satisfechos por todos los recursos del sistema de financiación a las comunidades autónomas y las ciudades con Estatuto de Autonomía, las cantidades necesarias para atender al cumplimiento de las obligaciones asumidas”, reza el texto que se ha adjuntado a la ley presupuestaria.

Este nuevo mecanismo se articulará sólo en las centrales de compras que organiza el Estado con las autonomías, y que están llamadas a ser un elemento recurrente para ahorrar costes a los gobiernos regionales y mejorar la eficiencia de la entrega.

Leer más

LA REFORMA DEL CALENDARIO LABORAL LLEGARÁ EN 2014

Según anunció la vicepresidenta del Gobierno. El calendario de 2013, de forma natural ha eliminado la mayoría de puentes festivos. Las negociaciones entre el Ministerio de Empleo, las autonomías y la Iglesia se centran en tres días: el 15 de agosto, Día de la Asunción, el 1 de noviembre, Todos los Santos, y el 6 de diciembre, Día de la Constitución. Y llegarán a buen puerto antes de que acabe diciembre, según sostuvo el director general de Empleo.

EL PARO REGISTRADO AUMENTA EN 128.242 PERSONAS EN OCTUBRE

En relación con el mes anterior, lo que supone un incremento de un 2,73%. En total el paro registrado se ha situado en 4.833.521 personas. Un 76% del incremento del paro registrado del mes de octubre se concentra en los servicios, como consecuencia de un número considerable de empleos de carácter estacional. Por sectores económicos, el paro registrado baja en construcción en 3.670 personas (-0,48%). Sube, por el contrario, en el resto de los sectores: en agricultura 24.401 (15,18%), en industria 8.888 (1,69%), en servicios 97.610 (3,39%) y en el colectivo sin empleo anterior 1.013 (0,27%).En cuanto a las prestaciones por desempleo, en el mes de septiembre de 2012 se han tramitado 816.088 altas, lo que representa un aumento del 6,8% sobre el mismo mes de 2011