Novedades en la Gestión con las Mutuas

Desde el pasado 1 de enero, ha entrado en vigor la nueva Ley de Mutuas

Ley 35/2014, de 26 de diciembre, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en relación al régimen jurídico de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y  Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

Tal como se señala en el preámbulo de la norma, ésta tiene por objetivo modernizar el funcionamiento y gestión de las mutuas, reforzando los niveles de transparencia y eficiencia y contribuyendo a la lucha contra el absentismo laboral injustificado y a la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social.

Los aspectos más relevantes son:

  • Cambio en la denominación

Pasan a denominarse por la presente ley, Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.

  • Eliminación del uso de servicio de terceros

Se elimina, respecto a la anterior legislación, la posibilidad del pago de los servicios de terceros para realizar las gestiones de índole administrativa que correspondan a las mutuas como complemento de su administración directa. Así, ya no podrán retribuirse estas actividades a partir de la entrada en vigor de la presente ley y consecuentemente, los contratos suscritos para tal finalidad quedan rescindidos.

  • Respuesta a las Reclamaciones

Las mutuas responderán directamente las reclamaciones que se les efectúen, con posterior remisión de dichas reclamaciones junto con la respuesta emitida por la mutua al Órgano de dirección y tutela.

  • Asociación de empresas y adhesión de trabajadores por cuenta propia

Se determina un plazo de vigencia de documentos de asociación y de adhesión de un año, que podrá prorrogarse por periodos de igual duración, finalizando así, el periodo de moratoria. Se articula un periodo transitorio para aplicar los plazos de vigencia de los convenios de asociación y adhesión. En el plazo de seis meses, se habilita al Gobierno para que apruebe reglamentariamente los procedimientos de formalización de los documentos de asociación, su contenido y efectos.

  • Actuaciones en Incapacidad Temporal derivada de Contingencias comunes

Se faculta a las mutuas para realizar actuaciones de control y seguimiento en contingencia común desde el día de la baja médica. También se posibilita a las mutuas la realización de pruebas diagnósticas y tratamientos terapéuticos y rehabilitadores, principalmente en los centros asistenciales propios, con la finalidad de evitar la prolongación innecesaria de los procesos previa autorización del médico del Servicio Público de Salud. La norma también regula el procedimiento de las propuestas de alta médica que las mutuas pueden plantear en casos de contingencia común.

  • Cese de actividad de los Trabajadores autónomos

Respecto al sistema específico por cese de actividad de los trabajadores autónomos, la cobertura pasa a ser potestativa y desligada de la de accidente de trabajo. También se flexibilizan las condiciones de acceso a la prestación.

  • Regulación interna de las mutuas

Se regulan determinados aspectos de la estructura interna de las mutuas y se articula la participación de los agentes sociales. Se dispone la incorporación de un trabajador por cuenta propio adherido en la Junta Directiva de las mutuas.

  • Sociedades de Prevención de las mutuas

Se obliga a la enajenación de las Sociedades de Prevención. Hasta el 31 de marzo de 2015 deben presentarse propuestas de venta y como fecha límite 30 de junio deberán sido enajenadas 100%. En caso contrario, se producirá la disolución de la Sociedad.

  • Cotización por contingencias profesionales

El Gobierno abordará en el plazo de un año la actualización de la regulación de la cotización por contingencias profesionales en relación con los siguientes aspectos: actualización de la Tarifa de cotización por contingencias profesionales y la modificación de la regulación del Sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan contribuido especialmente a la disminución y prevención de la siniestralidad laboral, con el fin de agilizar su tramitación e implementación de un sistema objetivo basado en el comportamiento de la siniestralidad. Asimismo, la Ley contempla la posibilidad, pendiente de reglamento, de la participación de las mutuas en estos incentivos, previo acuerdo con la empresa y autorización del Ministerio.

¿ Cuanto tiempo debe conservar los documentos de su empresa?

Si usted quiere saber durante cuánto tiempo debe conservar los documentos de su empresa. Pues bien, aunque el plazo general según las normas mercantiles es de seis años, sepa que dicho plazo es superior en algunos casos…

Plazo general de seis años

Norma mercantil. Según las normas mercantiles, los libros, la correspondencia, la documentación y los justificantes relativos a la actividad deben conservarse durante al menos de seis años contados a partir del último asiento realizado.

Apunte. Según esto, el próximo día 1 de enero de 2015 su empresa podría destruir la documentación de los años 2008 y anteriores, al haber transcurrido ya más de seis años desde el último asiento de dichos ejercicios (el asiento de cierre).

Excepciones. Sin embargo, sepa que esta regla tiene algunas excepciones derivadas de la normativa fiscal, por lo que no se le ocurra destruir toda esta documentación. Aunque dicho plazo de seis años es superior al de cuatro (el plazo del que Hacienda dispone para revisar los impuestos), es precisamente la norma fiscal la que obliga a conservar ciertos documentos por más tiempo.

Supuestos especiales

Interrupciones. En primer lugar, recuerde que el plazo de cuatro años del que dispone Hacienda para revisar puede interrumpirse, bien por algún acto de su empresa (como la presentación de una complementaria), bien por actos de la propia Administración (como el inicio de una inspección que finaliza con una liquidación provisional). En estos supuestos, el cómputo de los cuatro años se inicia de nuevo, por lo que su empresa deberá guardar los documentos al menos cuatro años más desde la interrupción.

Impuesto sobre Sociedades. Por otro lado, en caso de que una operación tenga incidencia en declaraciones del Impuesto sobre Sociedades de ejercicios futuros, también deberá conservar la documentación hasta que ya no puedan revisarle dichos ejercicios.

Vea algunos ejemplos:

En caso de activos que se amorticen, deberá conservar la factura de compra al menos hasta que ya no puedan revisarle el ejercicio en el que los haya amortizado totalmente.

Si en un ejercicio obtiene pérdidas y genera una base imponible negativa (BIN) pendiente de compensar, o bien si genera deducciones que quedan pendientes de aplicar, deberá conservar toda la documentación acreditativa durante al menos diez años (a partir de 2015 ése es el plazo del que dispondrá Hacienda para revisar la procedencia de dichas partidas).

Diez años. Transcurridos esos diez años, y mientras dichas BINs y deducciones estén pendientes, sólo deberá conservar la declaración del año en que se generaron y la contabilidad de dicho ejercicio (pero a los simples efectos de justificar la existencia de las BINs, sin que Hacienda pueda ya modificarlas).

Tenga en cuenta que a partir de 2015 podrá compensar las BINs de forma indefinida (hasta ahora el límite son 18 años), por lo que puede que tenga que conservar dichos documentos por bastantes años.

IVA. Por último, si adquiere inmovilizados para su actividad por más de 3.005,06 euros, deberá conservar las facturas de adquisición un mínimo de 9 años, si son bienes muebles, y de 14 años, si son inmuebles. ¡Atención! Recuerde que para este tipo de bienes existe un período de tiempo posterior a la compra en el que es posible que deba “regularizarse” parte del IVA deducido en la adquisición, por lo que Hacienda exige que se conserven las facturas durante dicho período.

En caso de que alguna operación tenga incidencia en declaraciones de IVA o Impuesto sobre Sociedades de ejercicios futuros, deberá conservar la documentación hasta que ya no puedan revisarle dichos ejercicios.

Espero os sea de ayuda esta información.

NOTA DE AVISO-VENCIMIENTO CUARTO TRIMESTRE 2014 IRPF

Estimados Clientes;

Hoy Martes día 20 de Enero es día de vencimiento del

MODELO 115 4T 2014 RETENCIONES ARRENDAMIENTO

MODELO 123 4T 2014 RETENCIONES DIVIDENDOS

MODELO 111 4T 2014 RETENCIONES PERSONAL Y PRO

Si ha tenido obligacion de presentar alguno de ellos, dichos impuestos los tiene domiciliados y se lo han pasado a primera hora por cuenta corriente

Por favor comprueben en la cuenta corriente correspondiente que le han cargado dichos impuestos. Si no fuese así, por favor, compruebe si su impuesto ha sido aplazado o negativo.
Sin otro particular, aprovechamos la ocasión para enviarles un cordial saludo y recordarles que todas las Notas de Aviso, Newsletter, Post del Blog y demás noticias de actualidad se encuentran a su disposición tanto en nuestra WEB como en FACEBOOK y TWITTER

Atentamente

quattroasesoria

FAMILIA CON ALGUN DISCAPACIDADO O NUMEROSA, AQUI TIENES UNA AYUDA FISCAL

Los beneficiarios de las tres nuevas deducciones en el IRPF que incorpora la reforma fiscal para el apoyo a la familia podrán solicitar por Internet a partir de hoy, 7 de enero, y presencialmente desde el 3 de febrero, su abono anticipado.

AEAT
Estas deducciones se incluirán después en la declaración anual de IRPF del 2015 -que se presentará en 2016-, donde se regularizarán las cantidades que se hubieran percibido como abono anticipado.

La solicitud se podrá realizar de forma colectiva o individual mediante la presentación de un nuevo modelo, el 143, por cada una de las deducciones, acumulables entre sí, a las que los beneficiarios tengan derecho:

100 euros mensuales por familia numerosa y por cada descendiente y ascendiente con discapacidad.
200 euros mensuales en el caso de familias numerosas de categoría especial.

Según Hacienda, las deducciones, que podrán alcanzar los 1.200 euros anuales por cada descendiente o ascendiente con discapacidad y por familia numerosa, y los 2.400 euros en el caso de familias numerosas de categoría especial, se calcularán de forma proporcional al número de meses en que se cumplan los requisitos.

Requisitos:

– Realizar una actividad por la que se cotice a la Seguridad Social o mutualidad alternativa.
– Tener derecho a la aplicación del mínimo por descendiente o ascendiente con discapacidad, o ser ascendiente o hermano huérfano de padre y madre formando parte de una familia numerosa.
– Que todos los solicitantes, sus descendientes y sus ascendientes con discapacidad posean Número de Identificación Fiscal (NIF).
– Posesión del título de familia numerosa y/o certificado de discapacidad.

El límite para cada deducción será la cotización y las cuotas totales a la Seguridad Social o las mutualidades devengadas en cada período impositivo. Si se tuviera derecho a la deducción por contar con varios ascendientes o descendientes con discapacidad, el límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos.

¿Quiénes pueden solicitar el abono anticipado?

– Ascendientes –o hermanos huérfanos de padre y madre– que formen parte de una familia numerosa.
– Contribuyentes con derecho a la aplicación de los mínimos por descendientes o ascendientes con discapacidad.

¿Cómo tramitar la solicitud del abono anticipado?

La solicitud podrá presentarse de forma individual o colectiva:

o Cada contribuyente con derecho a la deducción podrá solicitar el abono anticipado de forma individual. En este caso, el importe a recibir será la cantidad que resulte al dividir los 100€ o 200€ entre el número de contribuyentes con derecho a esta medida respecto a la misma familia, ascendiente o descendiente con discapacidad.

o Se podrá presentar una solicitud colectiva por todos los contribuyentes con derecho a la deducción respecto a un mismo descendiente, descendiente o familia. En este caso habrá de elegir como primer solicitante a un contribuyente que cumpla en el momento de presentar la solicitud los requisitos que hemos comentado anteriormente

NOTA DE AVISO-REFORMA FISCAL PARA 2015 EN IRPF

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se modifica el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en materia de pagos a cuenta y deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo. La modificación reglamentaria se produce tras la reciente aprobación de la reforma fiscal, que entró en vigor en enero.

1. Retenciones a cuenta.

Rendimientos del trabajo.

Estas modificaciones generarán, con carácter general, una reducción de la carga tributaria soportada por los perceptores de rendimientos de trabajo, que se intensifica en los contribuyentes con menores recursos o con mayores cargas familiares.

Actividades profesionales y actividades económicas.

• Las retenciones por actividades profesionales y actividades económicas bajarán del 21% al 19% en 2015 y al 18% en 2016.
• Se incorpora en el Reglamento el tipo del 15% por los profesionales con rendimientos inferiores a 15.000 euros anuales y que representen más del 75 por ciento de la suma de sus rendimientos íntegros de actividades económicas y del trabajo. Este tipo se aprobó por el RDL 8/2014 de 4 de julio.

Rendimientos de impartir cursos y conferencias.

• Para los rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas la retención será del 19% para 2015 y del 18% para 2016.

Administradores de sociedades.

• El tipo de retención por los administradores de sociedades pasa del 42% al 37% para 2015 y el 35% por 2016.
• Para los administradores de empresas con facturación inferior a los 100.000 euros se rebajan al 20% para 2015 y al 19% para 2016.

Alquiler de inmuebles.

• La retención sobre los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos será del 20% durante el 2015 y del 19% en 2016.

Rendimientos del capital mobiliario.

• La retención a practicar sobre los rendimientos del capital mobiliario (dividendos, intereses cuentas, seguros de ahorro) será del 20% para 2015 y 19% para el 2016.

Ganancias patrimoniales.

• La retención sobre las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión o reembolso de acciones y participaciones de instituciones de inversión colectiva será del 20% en 2015 y del 19% en 2016.

2. Deducciones para familias numerosas y personas con discapacidad.

Se establecen nuevas deducciones en el nuevo IRPF para familias numerosas y con personas discapacitadas. Las ayudas, que son compatibles y acumulables, suponen la percepción de 1.200 euros anuales o 100 mensuales si se elige su cobro anticipado. Las personas con derecho a estos beneficios podrán solicitarlos a partir del 7 de enero de 2015.