Procesados 3 empresarios por defraudar 230.000 euros

Tres empresarios del sector de la seguridad se enfrentan cada uno a 3 años de cárcel y una multa de 470.000 euros, así como a la indemnización con 236.422 euros a la Agencia Tributaria. La Fiscalía les acusa de un delito contra la Hacienda Pública en el ejercicio del 2004 a través del IVA. El juicio iba a celebrarse ayer en el penal número 2 de Vigo pero fue suspendido hasta nueva fecha. La empresa incluyó en su declaración 258.775 euros como gastos deducibles de IVA pese a ser comidas y cenas de Navidad, y compras y operaciones financieras o de seguro que estaban exentas. En realidad, solo tenían derecho a deducir 22.352 euros.

billetes-euro8

Los implicados son los hermanos Alfredo y Manuel H.R. y su madre María Elva R.G. Los tres eran socios y poseían el 33% cada uno de la empresa Compavi de Protección Viguesa SA, con sede en la calle Pintor San Luis, de Vigo y que se dedica a vigilar y proteger bienes, locales, espectáculos, certámenes o convenciones y custodiar explosivos.

Según relata el escrito fiscal, María Elva era administradora única desde el 2004 pero, en la realidad, los tres ejercían de hecho funciones de administración de la empresa junto con otras integrantes de un grupo familiar de empresas y «actuaban de mutuo acuerdo en todas las facetas de la administración, incluida la elaboración de declaraciones tributarias».

En el 2004, la firma declaró una base imponible de 1,97 millones con un resultado de la liquidación de 57.160 euros, que ingresaron. Según el fiscal, los importes no respondían a la realidad porque la Agencia Tributaria tras examinar sus movimientos de las cuentas bancarias y de las facturas de pagos y ventas de sus clientes y proveedores.

Según el fiscal, la empresa, a lo sumo, solo hizo compras que podrían deducirse de 139.704 euros, con unas cuotas de IVA de 22.352 euros, muy alejados de los 258.775 que incluían en su declaración. También hallaron dos facturas de Gestión Social Vigo SL por importes de 10.130 euros que tampoco eran deducibles porque respondían a comidas y cestas de Navidad. También existían imputaciones de Banco de Galicia SA y Mutual Flequera de Catalunya exentas de IVA por tratarse de operaciones financieras y de seguro. El fiscal estima que habrían defraudado 236.422 euros.

Fuente: La Voz de Galicia